Deportes

La UE «consternada» por ataque a escuela por parte del Ejército birmano

«Emprender tal acción militar sobre un objetivo civil es contrario al derecho internacional humanitario y debe investigarse a fondo. Debe haber responsabilidad por este crimen», añadió el portavoz en un comunicado

La Unión Europea se mostró este martes «consternada» por el ataque perpetrado el viernes pasado por el Ejército birmano en zonas civiles de la región noroccidental de Sagaing (Birmania), incluyendo una escuela, en el que al menos una decena de niños han muerto, según se informó hoy.

«Los niños y las escuelas nunca deben ser un objetivo», dijo un portavoz del alto representante de la Unión Europea para los Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell.

«Emprender tal acción militar sobre un objetivo civil es contrario al derecho internacional humanitario y debe investigarse a fondo. Debe haber responsabilidad por este crimen», añadió el portavoz en un comunicado.

El ataque, que incluyó un bombardeo aéreo desde helicópteros del Tatmadaw -Ejército birmano- y disparos «indiscriminados» una vez las tropas tomaron tierra, ocurrió el viernes, 16 de septiembre, según informó hoy Unicef.

Al menos quince niños de la misma escuela bombardeada, situada dentro de un monasterio budista, se encuentran desaparecidos, aparentemente secuestrados.

Algunos medios independientes birmanos se han hecho eco del ataque por parte del Ejército birmano, uno de los más cruentos contra menores de los que se tiene constancia desde que el Tatmadaw dio un golpe de Estado el 1 de febrero de 2021, sumiendo al país asiático en una espiral de violencia y destrucción que continúa.

El portavoz del jefe de la diplomacia europea recordó que el relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Myanmar destacó en su informe de junio pasado que al menos 382 niños han sido asesinados o mutilados por grupos armados desde el golpe, siendo el ejército de Myanmar responsable de la mayoría de estas muertes y lesiones. En su comunicado, la UE pidió el cese «inmediato» de todos los ataques contra escuelas o de su uso con fines militares. «Toda escuela debe ser un espacio protegido para que los niños y los estudiantes aprendan y alcancen su potencial, incluso durante los conflictos», concluyó el portavoz.