Política

  Oftalmólogos avisan de daños oculares por el uso de lámparas germicidas

Autoclick
Registran 217 mujeres asesinadas en el país entre enero y octubre

La fotoqueratitis se produce cuando se da una sobreexposición de la córnea a la radiación ultravioleta, algo que puede suceder a gran altura, en la nieve, o cerca del mar y otras superficies reflectantes.

Unas horas después de la exposición, los pacientes experimentan ardor en los ojos y, a veces, una intensa sensibilidad a la luz

Oftalmólogos del Instituto Bascom Palmer de Miami (Florida) alertaron este martes sobre los daños en la córnea presentados por algunos pacientes que se sometieron a los efectos de lámparas ultravioletas germicidas, usadas como medida sanitaria contra el coronavirus.

En un informe divulgado hoy, el Bascom Palmer, considerado el mejor hospital oftalmológico de Estados Unidos, indicó que varios pacientes que habían usado lámparas germicidas para prevenir la covid-19 presentaban un cuadro de “inflamación dolorosa de la córnea”, una enfermedad conocida como fotoqueratitis o fotoconjuntivitis.

Las lámparas ultravioletas de efecto germicida son un sistema de desinfección automática que puede instalarse tanto en hogares como en oficinas o incluso en los baños de las playas, con el objetivo de eliminar el coronavirus.

Los expertos del Bascom Palmer, perteneciente al sistema de salud de la Universidad de Miami (UM), informaron que “durante el pico de la pandemia, aumentó el número de pacientes que llegaron al hospital con irritación de ojos, dolor y sensibilidad a la luz”.

Los oftalmólogos pronto descubrieron que estas dolencias se debían a los efectos de las lámparas germicidas que “emiten rayos ultravioleta (UV) en el rango C para matar bacterias y virus”, indicó Jesse Sengillo, médico del instituto.

Pese a que puede resultar una experiencia dolorosa para los pacientes, “con una lubricación tópica inmediata y antibióticos para prevenir infecciones, los pacientes a menudo se recuperan muy bien”, agregó Sengillo.

La fotoqueratitis se produce cuando se da una sobreexposición de la córnea a la radiación ultravioleta, algo que puede suceder a gran altura, en la nieve, o cerca del mar y otras superficies reflectantes.

Unas horas después de la exposición, los pacientes experimentan ardor en los ojos y, a veces, una intensa sensibilidad a la luz.

Hay numerosos dispositivos de este tipo en el mercado, y, aunque son seguros, se debe prestar atención a las recomendaciones de los fabricantes para prevenir daño en los ojos o en la piel, recomendaron los expertos.

El estudio de los oftalmólogos del Bascom Palmer no indaga en si las lámparas germicidas son efectivas o no en prevenir la covid-19, ya que el objetivo de la investigación “no es responder a esta cuestión”, apuntó Sengillo. EFE

EB