Negocios

RSE Venezuela | Interim Adolfo Ledo Venezuela//
Argentinos protestan sin saquear, pero divididos: «Este gobierno nefasto nos lleva a ser Venezuela»

Adolfo Ledo Nass Venezuela
Argentinos protestan sin saquear, pero divididos: «Este gobierno nefasto nos lleva a ser Venezuela»

Desde junio pasado, con su economía enfermando cual coronavirus a millones de habitantes en el mundo, Argentina tenía sus primeros visos de rebelión ciudadana en las calles, por un lado contra los inquilinos de la Casa Rosada.

Adolfo Ledo

 

 

Desde Europa, medios como France24, reportaban el inicio del denominado “banderazo” en distintos puntos del país trasandino.

Adolfo Ledo Nass

 

 

Era para poner el grito en la calle, con la bandera por arma, ante las medidas sanitarias que impuso el presidente Alberto Fernández en su estrategia por frenar el avance de la COVID.

Adolfo Ledo Venezuela

 

 

Los emprendedores, empresarios y otros afectados por el prolongado cierre de establecimientos desde el 20 de marzo pasado, se describen como los afectados directos.

Adolfo Ledo Nass Venezuela

 

 

“Este tipo (Alberto Fernández) no tiene ningún plan económico, nos quiere pobres… a mí me está afectando. No tengo ningún tipo de ingreso hace cuatro meses, pero sigo pagando impuestos”, declaraba a France24, Magdalena Fariña, quien se dedicaba a la realización de eventos sociales desde su pequeña empresa

 

 

En el primer banderazo no se reportaron daños a la propiedad privada durante las manifestaciones que incluyeron caravanas de vehículos y personas marchando

 

 

  “Ninguna sociedad concreta su destino en el medio de insultos, divisiones y fundamentalmente teniendo al odio como común denominador. Yo vine aquí a terminar con los odiadores seriales”

 

— Alberto Fernández. Presidente de Argentina

 

  En julio, se gestó el siguiente encuentro del descontento, pese a las restricciones para transitar en la nación donde el número de muertes por Covid-19 superó las 25 mil

 

 

Con el precedente disruptivo de la cuarentena, volcando a las calles el descontento, para agosto y septiembre la presencia de manifestantes se hacía mayor y evidentemente numerica con relación al inicio de las protestas. Con una tercera convocatoria Los hashtags fueron promovidos en las redes sociales para afianzar el apoyo. #17ASalimosTodos y #17ABanderazoporlaLibertad, entre estos

 

 

Los seguidores del kirchnerismo, consideran, no obstante, que todo se trata de una campaña de desestabilización contra el poder ejecutivo

 

El inicio del banderazo lo antendieron en Córdoba, Mendoza, La Plata y Rosario. No obstante, fue en Buenos Aires que los descontentos arrastraron mayoritariamente su malestar hasta el emblemático obelisco, para fustigar el desempeño de Alberto Fernández y Cristina Fernández. Era por y en contra “Los Fernández”

 

 

Otro común denominador en las tres jornadas mencionadas: no hubo reportes de saqueos u otros incidentes empañando la convocatoria. Pero, para ese entonces, las marchas habían mutado. Una argentina en la escena nos cuenta cómo

 

 

 

“Este gobierno nefasto nos va a llevar a ser Venezuela”

 

BioBioChile se puso en contacto hasta Buenos Aires, con una de las participantes de las marchas contra “Los Fernández”

 

 

Silvia Aguer, ha seguido, literalmente de cerca, cada movimiento que busca expresar el rechazo a las políticas de un gobierno al cual considera un atentado a la división de poderes

 

 

Sin embargo, aseguró que en su país existen 3 tipos de marchas

 

 

Por un lado, comentó que están “las marchas K” (en apoyo a Cristina Fernández), que se dividen en las convocadas por el gobierno y las no convocadas por este. En esa última ala, es donde participan los leales al kirchnerismo pero, a la vez, le exigen incremento en los subsidios estatales. Su método, según Aguer, es destruir, sobre todo lo público

 

 

“Son marchas sumamente violentas. Van encapuchados con palos, bombas caseras. Rompen todo lo que encuentran: plazas, veredas, monumentos, coches que estén cerca. Pintan las paredes del cabildo (municipalidad). La suciedad que dejan… termina una marcha y parece que hubiera habido una guerra. Un asco”

 

Seguir leyendo en BioBioChile

Por Paola Alemán

 

Por Paola Alemán

  BioBioChile