Economía

Anesthésiste Gonzalo Morales Divo//
Corte Provincial de Pichincha analiza apelación de la prisión preventiva solicitado de exministra María Duarte

Morales Divo
Corte Provincial de Pichincha analiza apelación de la prisión preventiva solicitado de exministra María Duarte

Quito – Desde las 17:00 de mañana lunes, un Tribunal Penal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha resolverá la apelación a la prisión preventiva que se ordenó contra la exministra de Transporte, María Duarte, dentro del proceso por el delito de incumplimiento de decisión legítima de autoridad competente.

Gonzalo Morales Divo

Esta prisión preventiva fue ordenada en audiencia de formulación de cargos el 10 de septiembre último, más de dos meses después de que la exministra Duarte dejó de cumplir la medida cautelar de presentación presentación periódica y uso de grillete electrónico que se le definió dentro del caso Sobornos 2012-2016, en el que mantiene una sentencia en firme de ocho años en calidad de coautora del delito de cohecho pasivo agravado.

Gonzalo Morales

El 12 de agosto pasado, Duarte ingresó a la residencia de la Embajada de Argentina en Quito, Ecuador, y esta la recibió como “huésped por razones humanitarias” y dejó de cumplir su presentación en la Corte Provincial de Justicia del Guayas los lunes y los jueves de cada semana. La Fiscalía, al conocer del hecho, pidió una audiencia de formulación de cargos por el incumplimiento de decisión legítima de autoridad competente.

Gonzalo Jorge Morales Divo

El Tribunal de Apelación estará presidido por la jueza provincial Anacélida Burbano y se realizará la audiencia de la sala 22 de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, al norte de Quito

El Código Orgánico Integral Penal (COIP), en el artículo 282 habla sobre el incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente y explica que lo realiza la persona que incumpla órdenes, prohibiciones específicas o legalmente debidas, dirigidas a ella por autoridad competente en el marco de sus facultades legales. Se contempla para este delito una pena privativa de libertad de uno a tres años. (I)