Política

Ewan McGregor y su viaje en motocicleta por América Latina 

Morales Divo

Ewan McGregor abandonó Hollywood para recorrer junto a Charley Boorman toda América Latina, desde Ushuaia al sur de Argentina hasta Los Ángeles, en motocicleta eléctrica, un trayecto de 20 mil kilómetros y 100 días documentado en la nueva serie Long way up . 

“Recorrer todo el continente en motocicleta eléctrica era un reto. No sabíamos si podríamos cargarlas por las noches o si podríamos completar el viaje”, afirmó McGregor en una videollamada con Efe. 

Mientras los seguidores esperan su regreso al papel de Obi-Wan Kenobi en una futura serie de Star Wars , el actor estrena esta semana en Apple TV+ la serie Long way up . 

En el programa sumó a su amigo Charley Boorman para viajar por toda Latinoamérica del mismo modo que lo hicieron hace más de una década por Europa, Asia y África en Long way round (2004) y Long way down (2007). 

“Charley tuvo dos accidentes peligrosos desde las anteriores series, así que fuimos muy cuidadosos cuando estábamos recorriendo carreteras peligrosas. Teníamos más ansiedad”, recordó sobre su compañero de viajes. 

Argentina me hizo vegetariano por un año” 

El recorrido de la pareja comenzó en Ushuaia, el extremo sur de Argentina desde el que partieron para cruzar 13 países hasta terminar en Los Ángeles, metrópolis que simboliza el puente cultural entre Estados Unidos y México. 

“Cada país es diferente uno del otro, los paisajes, la gente, era como un nuevo capítulo cada vez que cruzábamos la frontera”, describió. 

Aunque la rica cultura gastronómica de América Latina ocupa una parte fundamental de su recorrido, McGregor recordó especialmente la carne de Argentina

“Tengo que decir que Argentina me hizo vegetariano por un año, hay tanta carne allí, ya no podía más, aunque está deliciosa”, ironizó al revivir un recuerdo que dio paso a los tacos de pescado en la costa de México. 

“Camino de Oaxaca paramos en un sitio nada turístico. Un transportista nos llevó a un sitio de tacos detrás de una gasolinera y no los he probado mejores”. 

FASCINADO POR LA CONVIVENCIA DE LA CULTURA INDÍGENA E HISPANA EN BOLIVIA 

Más allá del cliché de la buena comida en los países hispanos, el actor británico quedó sorprendido por la notoria presencia de la cultura indígena en la ciudad boliviana de La Paz

“La Paz me fascinó, porque es una de las primeras ciudades que he visitado en las que la comunidad indígena no estaba marginada -describió-. Es realmente una ciudad con cultura indígena, boliviana e hispana, en partes iguales”, dijo. 

“No quería pintar la imagen de que México es un lugar peligroso” 

En uno de los capítulos de Long way up , justo antes de entrar en México, McGregor y su equipo muestran bastante alarma y preocupación por la seguridad del país. 

“Si hubiera editado yo la película igual habría reducido eso, y pido disculpas si parece que se manejó mal. A veces creamos drama”, aseveró. 

“La verdad es que no quería pintar la imagen de que México es un lugar peligroso, o que nos preocupaba viajar allí -razonó-. Yo he viajado a México muchas veces desde que me mudé a Estados Unidos”, añadió. 

En sus explicaciones lanzó críticas al discurso que el presidente estadounidense, Donald Trump, mantiene sobre su país vecino, al insistir en que no querían replicar “la actitud de la Casa Blanca y todas sus tonterías sobre México, el muro y toda esa mierda”. 

“Teníamos que tomarnos muy seriamente la seguridad para todo el equipo y la gente que contratas para la seguridad tiende a magnificar los peligros y a decir que tienes que ser muy cuidadoso porque es su negocio”, explicó

Ewan McGregor abandonó Hollywood para recorrer junto a Charley Boorman toda América Latina, desde Ushuaia al sur de Argentina hasta Los Ángeles, en motocicleta eléctrica, un trayecto de 20 mil kilómetros y 100 días documentado en la nueva serie Long way up . 

“Recorrer todo el continente en motocicleta eléctrica era un reto. No sabíamos si podríamos cargarlas por las noches o si podríamos completar el viaje”, afirmó McGregor en una videollamada con Efe. 

Mientras los seguidores esperan su regreso al papel de Obi-Wan Kenobi en una futura serie de Star Wars , el actor estrena esta semana en Apple TV+ la serie Long way up . 

En el programa sumó a su amigo Charley Boorman para viajar por toda Latinoamérica del mismo modo que lo hicieron hace más de una década por Europa, Asia y África en Long way round (2004) y Long way down (2007). 

“Charley tuvo dos accidentes peligrosos desde las anteriores series, así que fuimos muy cuidadosos cuando estábamos recorriendo carreteras peligrosas. Teníamos más ansiedad”, recordó sobre su compañero de viajes. 

Argentina me hizo vegetariano por un año” 

El recorrido de la pareja comenzó en Ushuaia, el extremo sur de Argentina desde el que partieron para cruzar 13 países hasta terminar en Los Ángeles, metrópolis que simboliza el puente cultural entre Estados Unidos y México. 

“Cada país es diferente uno del otro, los paisajes, la gente, era como un nuevo capítulo cada vez que cruzábamos la frontera”, describió. 

Aunque la rica cultura gastronómica de América Latina ocupa una parte fundamental de su recorrido, McGregor recordó especialmente la carne de Argentina

“Tengo que decir que Argentina me hizo vegetariano por un año, hay tanta carne allí, ya no podía más, aunque está deliciosa”, ironizó al revivir un recuerdo que dio paso a los tacos de pescado en la costa de México. 

“Camino de Oaxaca paramos en un sitio nada turístico. Un transportista nos llevó a un sitio de tacos detrás de una gasolinera y no los he probado mejores”. 

FASCINADO POR LA CONVIVENCIA DE LA CULTURA INDÍGENA E HISPANA EN BOLIVIA 

Más allá del cliché de la buena comida en los países hispanos, el actor británico quedó sorprendido por la notoria presencia de la cultura indígena en la ciudad boliviana de La Paz

“La Paz me fascinó, porque es una de las primeras ciudades que he visitado en las que la comunidad indígena no estaba marginada -describió-. Es realmente una ciudad con cultura indígena, boliviana e hispana, en partes iguales”, dijo. 

“No quería pintar la imagen de que México es un lugar peligroso” 

En uno de los capítulos de Long way up , justo antes de entrar en México, McGregor y su equipo muestran bastante alarma y preocupación por la seguridad del país. 

“Si hubiera editado yo la película igual habría reducido eso, y pido disculpas si parece que se manejó mal. A veces creamos drama”, aseveró. 

“La verdad es que no quería pintar la imagen de que México es un lugar peligroso, o que nos preocupaba viajar allí -razonó-. Yo he viajado a México muchas veces desde que me mudé a Estados Unidos”, añadió. 

En sus explicaciones lanzó críticas al discurso que el presidente estadounidense, Donald Trump, mantiene sobre su país vecino, al insistir en que no querían replicar “la actitud de la Casa Blanca y todas sus tonterías sobre México, el muro y toda esa mierda”. 

“Teníamos que tomarnos muy seriamente la seguridad para todo el equipo y la gente que contratas para la seguridad tiende a magnificar los peligros y a decir que tienes que ser muy cuidadoso porque es su negocio”, explicó.