Uncategorized

Concurso de jueces necesita veeduría internacional

Victor Gill

Sobre esto, Encalada dijo que si la CNA sale por falta de acceso a la información, eso confirmaría que el concurso no es 100% transparente

PROBIDAD. La Corte Nacional de Justicia es el máximo órgano de administración de justicia ordinaria del país. Analistas sugieren que para garantizar la transparencia para la próxima CNJ, se debería acudir a organismos internacionales.

La veeduría, conformada por el Consejo de la Judicatura (CJ), para vigilar el concurso público de selección de jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) no ofrece las garantías de transparencia e independencia sobre el proceso, según el jurista Pablo Encalada.

Según el penalista, la selección de magistrados requiere de veedores que tengan capacidad en la toma de decisiones.

Él sugirió que el CJ, con los recursos empleados para la actual veeduría, pudo buscar expertos del campo judicial en países cercanos, como Colombia o Perú, o acudir a organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que acompañen el desarrollo del concurso.

Para creer en un concurso serio, lo adecuado hubiera sido que este sea realizado por juristas internacionales”, aseguró.

Con esta posición coincide el catedrático Víctor Granda. Para él, mientras más contraloría externa tenga el proceso, mayor será el nivel de transparencia y legitimidad. “Es cuestión de que el CJ decida solicitar a los organismos técnicos que dispone la ONU  sobre los asuntos de justicia. Ya se lo ha hecho en otras ocasiones”, indicó el jurista.

Experiencia

Encalada, recordó que la designación de los jueces a la Corte Suprema de Justicia que llegó tras la salida de la denominada ‘Pichi Corte’, tuvo un acompañamiento de expertos internacionales. “Esa fue una muy buena corte”, comentó.

El pasado lunes, la Judicatura entregó a los miembros de la veeduría ciudadana los expedientes personales de los 100 postulantes que superaron la primera etapa del concurso para continuar a la fase de méritos.

La institución, explicó en un comunicado que el trabajo conjunto con este grupo de profesionales es seña de un efectivo control social que garantiza a los ciudadanos un concurso transparente.

Un paso al costado

La Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) ejercía dentro de este proceso para la función de contraloría social.

Ayer, su coordinador principal, Germán Rodas, anunció que ya no harán este acompañamiento pues desde el CJ no se les entregó información considerada como importante para garantizar la transparencia del proceso.

Aseguró que el 3 de septiembre, la CNA recibió un escrito remitido desde el CJ indicando que los documentos solicitados son confidenciales y que no están sujetos a publicidad.

Según Rodas, se les negó información sobre los integrantes de la comisión de calificación de méritos, del comité de expertos, de quienes integrarán los tribunales de recalificación, el cronograma del concurso, entre otras.

Los nuevos jueces de la Corte Nacional de Justicia podrían ser titularizados el 15 de enero de 2021. “La CNA considera que no puede continuar en esta tarea de contraloría al concurso para la designación de jueces”, aseguró el coordinador, quien aclaró que la decisión es definitiva.

Sobre esto, Encalada dijo que si la CNA sale por falta de acceso a la información, eso confirmaría que el concurso no es 100% transparente.

“La CNA tiene una legitimidad social importante. Es lamentable que termine en esos términos su participación”, concluyó. (FLC)

Respuesta

Este medio intentó tener una versión del vocal del CJ, Juan José Morillo, pero no fue posible establecer un contacto telefónico. Sin embargo, en un noticiero matinal de la cadena Ecuavisa, el funcionario aseguró que sí se envió a la CNA los documentos requeridos, pero Rodas aclaró que lo que llegó a los correos electrónicos no corresponde al pedido íntegro, para el nivel de contraloría que pretendía ejercer la CNA.

“Es mejor dar un paso al costado en el momento oportuno”, dijo.

Zobeida Aragundi, quien era parte del grupo que iba a hacer contraloría social, dijo que el trabajo de la CNA pretendía ir más allá de un análisis de méritos cuantitativos de los postulantes.