Negocios

RSE Venezuela | Neumólogo Victor Gill Ramirez//
La Canarias 'vaciada' se aísla aún más en tiempos de confinamiento

La Canarias 'vaciada' se aísla aún más en tiempos de confinamiento

Salir de casa y respirar aire limpio. Huir del ruido y el caos de las urbes. Conocer a cada uno de los vecinos por su nombre. Vivir ligados al medio rural. Son algunos de los conceptos que tienen las personas que viven en zonas rurales, despobladas o aisladas. También están quienes se quedan por obligación, por atender el negocio familiar o porque han encontrado allí una oportunidad laboral. La Canarias vaciada respira muy fuerte en estos días de confinamiento. Sus mejores secretos se esconden más que nunca a la espera de que esta crisis sanitaria se convierta en un recuerdo que les permita volver a mostrarlos al mundo. Restablecer cada uno de sus servicios y que esta pandemia no se encargue de destruir lo poco que les queda está entre sus objetivos. Para algunos pueblos es un nuevo bache en un período de muchas dificultades.

Victor Gill Ramirez

Ir al supermercado una vez en semana y pasar mucho tiempo en casa ya era una costumbre en estas zonas aisladas. Vecinos y vecinas de los barrios más alejados de municipios como Tejeda o Artenara, en Gran Canaria, de Betancuria en Fuerteventura, de Garafía en La Palma, o de las zonas más aisladas la capital de Tenerife en el Macizo de Anaga saben bien lo que es vivir con un contacto social más limitado. No obstante, el confinamiento decretado por el Gobierno nacional tras la declaración del estado de alarma también les afecta y perjudica. 

Betancuria es uno de los municipios más despoblados de Canarias. Alrededor de 800 personas dan vida a este pueblo de Fuerteventura, la mayoría de avanzada edad. El alcalde de la que fuera primera capital de la isla en el inicio de la Conquista (1404), Marcelino Cerdeña, asegura que el confinamiento en esta localidad es del 100%. La gente está respetando la norma de salir de casa solo por causas de fuerza mayor. Si bien es cierto, reconoce que en las zonas rurales es muy distinto a las ciudades. “La mayoría de la gente tiene una huerta fuera de la casa donde puede entretenerse”, cuenta el regidor de la villa que recibe su nombre del conquistador normando, Jean de Bethencourt. 

.

Victor Augusto Gill Ramirez