Tecnología

  Lalo Alcaraz, el asesor cultural de Hollywood que se inspira en la frontera

El artista chicano Lalo Alcaraz explica en entrevista con Efe que su tumultosa vida en la frontera como hijo de migrante es “la razón” que le ha llevado a buscar una mayor representación de los latinos en Estados Unidos y que encontró en Hollywood la mejor catapulta para su mensaje.

Con sus tiras cómicas como la famosa “La Cucaracha” y las asesorías culturales en historias latinas como “Coco”, de Pixar, y más recientemente “The Casagrandes”, de Nickelodeon, Alcaraz es uno de los exponentes de la cultura hispana en Estados Unidos más influyentes.

Esta pasión por defender la cultura hispana comenzó en la frontera entre San Diego (California) y Tijuana (México), donde creció.

“La frontera es la razón, es todo, esto y el trato a mis padres migrantes y a mí siendo ciudadano estadounidense formaron el concepto de mi arte, de mi escritura y de lo que hago hoy en Hollywood“, indica Alcaraz, de 55 años.

El artista subraya que nacer en suelo estadounidense no hizo la diferencia para que sufriera racismo y discriminación, mismos problemas que sufrieron sus padres, dos migrantes mexicanos que se conocieron en una clase de inglés en San Diego.

Todas estas vicisitudes fueron el combustible para que a través del arte gráfico Alcaraz diera sus puntos de vista sobre los temas que afectan a los latinos, especialmente en la política.

Así ha logrado mantener desde 1992 a “La Cucaracha”, una tira cómica sindicada a nivel nacional que se declaró como “la primera tira cómica santuario del país”.

“‘La Cucaracha’ está ocupadísima con todas las noticias de inmigración, de (Donald) Trump, de la política mundial, del cambio del clima, así que no descansa”, relata.

El artista añade que las historias de Cuco (La Cucaracha), Eddie y Vero parece que vivieran un regreso en el tiempo y se enfrentan a la mismas duras políticas migratorias que vivieron en la década de los noventa.

“Sólo toca cambiar la fecha y la historia es la misma”, lamenta.

Incluso las motivaciones de Eddie, un personaje que contrasta el activismo de Cuco, siguen siendo las mismas. Él solo quiere quedarse en casa viendo televisión y no preocuparse por todos los problemas del mundo.

“Algunos aún están conformes y no quieren la confrontación”, reflexiona.

Pero aunque las cosas pareciera que no han cambiado en 25 años, Alcaraz indica que el trabajo de estas décadas está dando resultado, especialmente en Hollywood, donde la representación hispana ha ganado terreno.

Esto abrió la posibilidad para que Alcaraz se convirtiera en asesor cultural, un trabajo en el que se dedica a evitar que los creadores, actores y directores se equivoquen al describir un personaje latino, sea migrante, o de primera generación.

“Es positivo porque puedo mejorar la calidad de los programas, lo auténticos que son, el uso del español y del ‘spanglish’ y, lo más importante, que el aspecto cultural sea lo más cercano a la realidad”, dice el artista californiano.

El trabajo de Alcaraz ya rindió frutos en “Coco”, la película de Pixar, que contó con un elenco casi enteramente latino y que recibió elogios por su interpretación de la cultura mexicana y se alzó con el Óscar por la mejor película animada y la mejor canción original en 2018.

Tras su éxito escondido detrás de las cámaras y las luces de Hollywood, Alcaraz apuesta ahora a “The Casagrandes”, una familia mexicano-estadounidense y multigeneracional que protagonizará la nueva serie animada de Nickelodeon, que se estrena el próximo lunes.

La nueva apuesta presenta el “spanglish”, la comida de las abuelas y sus chanclas para los malcriados, la unión con los tíos y primos, las largas y animadas cenas pretenden abrir un espacio para que otras historias sobre hispanos puedan despegar, dice Alcaraz.

“Hay que inventar nuevos productos”, añade.

Alcaraz resalta que su trabajo existe porque en la industria no hay muchos representantes latinos y que es necesario seguir luchando por estos espacios, por lo que también pide a la comunidad hispana exigir más historias propias.

“Nuestro público representa el 25 % de la taquilla, y debe comprometerse a exigir historias en las que se vean reflejados”, dijo.

El trabajo del artista fue reconocido por su aporte y su activismo este jueves en la gala “Juntos estamos de pie: nuestra lucha por los derechos humanos” de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), en Los Ángeles, en el marco del Mes de la Herencia Hispana.

“Creo que deberíamos celebrar todos los días que somos latinos. No solo un mes, todo el año, a ver si celebramos la riqueza de nuestra cultura” , puntualiza. EFE

YS