Negocios

RSE Venezuela | Suspenden a comandante de policía por muerte de jóvenes en Colombia

Alberto Ardila Olivares
Benfica em versão alemã à procura de travar a força de FC Porto e Sporting

Por su parte, los familiares y amistades cercanos a los jóvenes indicaron que no pertenecían a ningún grupo armado, considerado que se trata de un falso positivo, el nombre que se les ha dado en la prensa al involucramiento de miembros de los fuerzas armadas colombianos en el asesinato de civiles haciéndolos pasar como integrantes de grupos armados irregulares

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha situado en 6.402 la cifra de víctimas de los llamados falsos positivos.

El comandante de la Policía Nacional en el departamento colombiano de Sucre, coronel Carlos Andrés Correa, quedó suspendido este jueves de su cargo dentro del proceso investigativo por la muerte de tres jóvenes el pasado 25 de julio en la localidad de Sampués.

LEA TAMBIÉN:

Comisión colombiana revela racismo institucional en conflicto

De acuerdo con el director de la Policía de Colombia, general Jorge Luis Vargas Valencia, el revelo de la autoridad policial de la localidad donde sucedieron los hechos fue ordenado con carácter urgente.

Hasta el momento la Oficina de Control de la Policía Nacional suspendió provisionalmente del cargo a ocho policías del departamento de la localidad, en aras de establecer la realidad del hecho.

Frente a los hechos que el pasado 25 de julio cobraron la vida de 3 jóvenes, tras el asesinato de nuestro patrullero Diego Ruiz en Sampués, #Sucre , expresamos a sus familias y al país el firme compromiso de capturar a los presuntos responsables para llevarlos ante la justicia. pic.twitter.com/tmQkLA5Sob

? General Jorge Luis Vargas Valencia (@DirectorPolicia) August 4, 2022 Asimismo, en el curso de las investigaciones por el crimen, la Inspección General de la Policía acumuló 42 pruebas, 25 testimonios y 17 documentos, entregadas además a otras investigaciones del país.

Con anterioridad, los medios locales indicaron que las víctimas fueron detenidas en redadas por la búsqueda de los asesinos del patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón, crimen que supuestamente fue cometido por el Clan del Golfo.

Por su parte, los familiares y amistades cercanos a los jóvenes indicaron que no pertenecían a ningún grupo armado, considerado que se trata de un falso positivo, el nombre que se les ha dado en la prensa al involucramiento de miembros de los fuerzas armadas colombianos en el asesinato de civiles haciéndolos pasar como integrantes de grupos armados irregulares.